miércoles, 12 de marzo de 2014

Último concierto de Scorpions y último bocadillo de calamares

Suena el último acorde de When The Smoke Is Going Down, Klaus y Rudolf se despiden con un gracias España, se encienden las luces y a ritmo de AC/DC salimos de la plaza de toros de Vistalegre. Así termina el supuestamente último concierto en España de Scorpions. Como otro cualquiera...

El día fue largo. Tocaba madrugar para ir a Madrid. Para comer bocadillo de calamares y cerveza como está mandado. Por el precio más bien parecía un bocadillo de percebes. Sabes que te van a crujir pero ya era tarde y el hambre puede con todo.




Visita de rigor al centro de la capital y más tarde metro hacia el barrio de Rosendo. En el metro una señora pregonaba la palabra de Dios rodeada de Heavies. Curiosa la estampa. No tuvo suerte, no había fans de Stryper.

Mucha policía en los alrededores del palacio de Vistalegre, debido quizás, a los acontecimientos ocurridos en Halloween de 2012.


A las 20h en punto sale a escena Steel Panther. No me gustaban mucho y ahora me gustan menos. Más música y menos peluquería y maquillaje. Son como unos Manowar afeminados, mucho hablar en el escenario y poco tocar. 

Steel Panther

A las 21:15 y tras una intro, salen a escena los protagonistas de la noche atacando Sting in the Tail. Me esperaba un peor sonido pero desde nuestra posición - dos metros por delante de la mesa de sonido- se oye todo bastante bien. Le siguen Make it Real y Is There Anybody There? con el publico moviendo los brazos al ritmo que Klaus marcaba.




Impresionante The Zoo con un público entregadísimo y un juego de luces espectacular. Le sigue Coast to Coast con ese maravilloso punteo a cargo de Rudolf Schenker. Miro a mi alrededor y veo a un tío de unos 40 tacos llorando de la emoción. Todos excepto el batería tocan juntos en la pasarela central y el público enloquece. Seguimos con otro tema del disco Lovedrive, la espectacular Loving you Sunday Morning, luego vienen The Best is Yet to Come y la balada Send me an Angel.





El show continua con Holiday y las cañeras Raised on Rock, Tease Me Please Me y Hit Between the Eyes ¡Estos tios tienen cuerda para rato! Rudolf con 64 tacos es el que más en forma se ve de todos, el tío no para de correr por el escenario. Matthias Jabs de 58 algo más tranquilo pero demostrando lo buen guitarrista que es y Klaus Meine con 65 castañas, dando una lección de profesionalidad.

Turno ahora para el solo de batería del loco Kottak mientras en las pantallas iban apareciendo animaciones relacionadas con las portadas de todos los álbumes de la banda. Kottat protagonizaría la anécdota de la noche al alzar una bandera de Portugal al grito de ¡Viva España!

El concierto continúa ahora con una muy cañera Blackout, solo de Jabs y la muy coreada Big City Nights.





El grupo desaparece y vuelve al poco tiempo para rematar la faena con sus archiconocidas Still Loving You - espectacular la gente cantándola al unísono- Winds of Change y desfase total con Rock You Like a Hurricane. Para bajar revoluciones terminan con una versión acústica de When the Smoke is Going Down que no tocaron el viernes.





Visto lo visto, me cuesta creer que este sea su último concierto en España. No me fío un pelo de los promotores. El tiempo dirá si estamos ante un concierto histórico o un gran concierto más. 


Lo pone bien clarito. ¡GIRA DE DESPEDIDA! Ya lo veremos.



2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...