sábado, 12 de noviembre de 2016

Holy Serpent - Temples (2016) Crítica / Review

Holy Serpent es una de mis bandas favoritas del sello RidingEasy Records. Tenía el disco en el mail desde hace meses pero estoy tan liado que no me había puesto con él. Ayer vi que el blog The SludgeLord lo elegía como disco imprescindible del mes de octubre, así que ya va siendo hora de rescatar este Temples de las profundidades del mi correo electrónico.


Cinco temazos son los que se incluyen en este disco. Tres por la cara A y dos por la cara B. Así que ya te puedes imaginar que son temas largos, el más corto de 6 minutos, también son lentos, pesados y rindiendo culto a los riffs de Iommy como no podría ser de otra manera.


El álbum abre con Purification by Fire, sonido rocoso, fuzzy, en definitiva, doom de muchos quilates con pequeñas arrancadas y otras veces desaceleraciones que te van a dejar "ojiplático". Le sigue Bury me Standing, con una colección de riffs psych-doom, para flipar en colores.


La cara A termina con Toward the Sand, uff!!, pelos de punta, sonido Cathedral, riffs lentos, hipnóticos, endiablados y un cambio de ritmo bestial al final de la canción para dejarla morir lentamente al final. Este tema salió como adelanto del disco. Imprescindible.


The Black Stone abre la cara B. Riffs con fuzz a más no poder y voces que dan más miedo que Falete en un bufet libre. El disco termina con Sativan Harvest, el tema más largo de este trabajo, que arranca con una caótica intro que nos lleva a un riff monolítico de gran envergadura, hasta épico diría yo. Un temazo como la copa de un pino que sorprendentemente acaba con una outro que te teletransporta a oriente medio. 

El cuarteto de Melbourne se ha sacado de la manga un disco mucho más maduro que su anterior Holy Serpent (2015) y consolida a la banda australiana como un referente en los sonidos heavy-psych-doom.

Hazte con él en vinilo pinchando el banner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...